Reto 5 líneas. Septiembre 2016

Otra vez por los pelos… pero aquí estoy.

A pocas horas de acabar septiembre os dejo mi propuesta para el Reto 5 líneas que nos propone Adella Brac.

Tengo que reconocer que, quizás de todos los retos que he escrito este es el que menos me gusta, porque las palabras no me motivaban y el mes se me ha pasado volando.

En fin, pese a que ha sido un mes muy ajetreado, no he querido faltar a mi cita mensual desde hace ya casi… ¡dos años!

Las palabras para el reto de septiembre son: abres, quiero y pues.

Y esta es mi participación en el reto:

Enciendes el ordenador, abres la puerta a lo prohibido para adentrarte en esa relación secreta, esa que bloquea tu pensamiento y te arrastra a dejarte llevar por el deseo que se adueña de tu mente y manda en tu piel. El placer domina tus impulsos, sacude tu cuerpo, haciéndote olvidar la lealtad. Te quiero pero me voy, porque los frutos de la traición son amargos: la complicidad rota, las mentiras, la confianza perdida, el amor hecho pedazos, las ilusiones muertas… El daño ya está hecho, pues no hay vuelta atrás.

Reto 5 líneas. Agosto 2016

Esta vez no he dejado que se me escape y, rompiéndo la tónica de los últimos meses, aquí estoy, a día 27, presentando mi propuesta para el Reto 5 líneas que cada mes nos regala Adella Brac desde su blog “Las palabras soñadas”.

Este mes está siendo muy especial para mí, quizás por eso y porque las palabras propuestas por Adella para su Reto 5 líneas de agosto se prestaban, también este micro relato tiene algo de especial y está escrito en  un tono más íntimo, ya que en él expongo algo que forma parte de mí: mis canciones.

Las tres palabras con las que construir el reto de este mes son: ecos, canciones y muriendo.

Al leer el día 1 las palabras propuestas, supe exactamente lo que escribiría y, por ser una ocasión especial, además de mi reto os compartiré, tras el micro relato, una de mis canciones, con letra, música y voz propia. Es la primera que grabé y no tenía experiencia, sólo mi guitarra, la voz temblorosa por los nervios y el micro de mi viejo móvil,  así que no esperéis gran cosa…

Y ya sin más, aquí está mi propuesta para el Reto 5 líneas de agosto:

Mis canciones son ecos de momentos vividos. Cada una de ellas cuenta una historia, una experiencia propia, por eso recuerdo cada hecho o persona que la inspiró. Son trocitos de mi corazón, sentimiento guardado como un tesoro, envuelto entre melodías y palabras, detenido en el tiempo y hecho eterno al convertirse en canción. Muchas hablan de mí, del amor, y de la forma en que siento , porque como canto en una de mis letras, vivir sin amor es vivir…¡pero muriendo!

Reto 5 líneas. Julio

Este mes casi no llego. De verdad que no lo hago aposta, pero han faltado pocos minutos para que me quedase fuera del Reto 5 líneas que nos propone Adella Brac cada mes y en el que participo desde hace un año y medio.

Como apenas dispongo de tiempo antes de que sea medianoche, sólo os diré que  las tres palabras propuestas son: Mudanza, barullo y acarrear, y esta es mi propuesta para el reto de este mes.

 

Odio hacer mudanza, no me gusta ese barullo de ponerlo todo patas arriba, acarrear aquello que has acumulado durante años y que forma parte del  puzzle de tu vida. No me gusta volver a empezar de nuevo, desmontar de aquí para montar allá, encontrar el lugar adecuado para cada cosa… ¿Dónde coloco yo ahora mis sentimientos? ¿cómo ordeno este montón de recuerdos? ¿dónde guardo mis lágrimas? ¡Odio las mudanzas del corazón!