La casa de los cuentos

Esta tarde, mientras paseaba por el barrio de Gràcia, me encontré con algo que llamó mi atención, algo que me pareció extraordinario, y es que me encontré frente a esta tienda.

Tenía un encanto especial, era diferente, casi mágica. Parecía sacada de un cuento o de una película. Era tan bonita que parecía imposible que  fuese real…

No la había visto nunca, y de pronto, fue como si se abrieran para mí las puertas del tiempo y volviese al pasado, a revivir los años del colegio, mis largas horas tendida en la cama leyendo un libro tras otro sin parar en las calurosas tardes de verano, aquellas tiendas de aspecto peculiar que hoy me parecen tan entrañables…

Me encantó el nombre, me gustó la estética, la sencillez, el olor a libro, a cientos, quizás miles de libros… Me gustó el hecho en sí de que aún existiese una tienda como esa en nuestros días, en este mundo en que vivimos, donde el reloj manda, las obligaciones se imponen y no tenemos tiempo para casi nada.

Me alegra saber que aún existe un sitio para la fantasía, un lugar destinado a los cuentos, esos que de pequeños nos entusiasman, pero que cuando crecemos, se nos olvida que fueron parte importante de nuestra niñez.

Disfruté mirando su escaparate, recreándome en ella, casi admirándola… no pude evitar fotografiarla una y otra vez, hasta que, con una sonrisa dibujada en la cara, continué mi camino.

la-casa-de-los-cuentos

Editado by Esther y Jose

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *