Reto 5 líneas. Noviembre 2015

Este mes casi se me escapa. Aunque desde que empezó el año no he faltado ni a una sola cita con el  Reto 5 líneas que nos propone puntualmente Adella Brac desde su blog, Las palabras soñadas, esta vez lo he pillado por los pelos.

Y no ha sido despiste, ni olvido ni falta de tiempo. La razón es mucho más sencilla: mi aversión por la sangre y los temas escabrosos. De hecho, la primera versión que escribí la deseché porque no me gustaba nada, y no es que esta me agrade mucho más, pero se acababa el tiempo y… bueno, sin más peros, os dejo con mi aportación al Reto 5 líneas de este mes.

Las palabras de noviembre son: Internaba, radares y sangre.

El pulso se me disparó mientras me internaba en la casa tras bloquear los radares de seguridad que tenía bien estudiados. Había esperado ese momento durante mucho tiempo, acariciando cada uno de los detalles, planeando el modus operandi, la hora perfecta… Ahora estaba a punto de saborear mi dulce venganza. Cuchillo en mano caminaba con sigilo, despacio pero rebosando adrenalina, como un autómata con un sólo objetivo en mente: su sangre.

Casa-vigilada
El pulso se me disparó mientras me internaba en la casa…